inicio oceanews

 


 

 

 

 

por Esther Jiménez
Psicóloga

Advanced OWD
 

Esther Jiménez - AOWD

oceania

 

Los beneficios del buceo para la salud son numerosos y superan con creces los posibles riesgos que conlleva la práctica de esta actividad. Por un lado, el buceo es uno de los deportes más completos ya que es el que más grupos musculares ejercita. Favorece la respiración ampliando la capacidad pulmonar, ejercita las habilidades psicomotrices, etc.

 

A nivel psicológico, favorece la relación del individuo con el medio acuático, logrando en éste una mayor relajación y tranquilidad. Nada es comparable a la sensación de paz que se puede producir mientras se bucea, irrepetibles los momentos que te puede regalar esta experiencia. En una sociedad, la del siglo XXI, en la que los problemas de ansiedad y estrés están a la orden del día, la práctica del buceo recreativo puede ser sumamente beneficiosa para el individuo.

 

A nivel social, sabemos que una de las normas fundamentales del buceo es no bucear solo, sino siempre con un compañero o compañera. No sólo eso, en la mayor parte de las ocasiones, las inmersiones se producen con un grupo de personas y a través de centros de buceo. Es ésta una actividad que favorece, durante los períodos anteriores y posteriores a la inmersión (e incluso en el desarrollo de la misma ya que muchas veces se va en grupo) la comunicación tanto verbal como no verbal -a través de gestos-, con otros personas. Existen además clubs de buceo que organizan salidas, eventos, etc y que favorecen la comunicación con personas que tengan tus mismos intereses.

 

Por todo ello podemos afirmar que buceo y salud están estrechamente relacionados y que la práctica de esta actividad puede jugar un papel importante no sólo en el mantenimiento de la salud a nivel bio-psico-social, sino también en el aumento de la misma y como prevención ante posibles riesgos para ella.

 

volver