inicio oceanews

 


 

 

 

 

 

 

Mar situado entre África y Asia, al Norte se encuentra la península de Sinai y al sur el estrecho de Bab-el-Mandeb, tiene unos 2200 Km. de largo y 335 Km. su parte mas ancha. Hay varias hipótesis para desvelar el origen de su nombre, la mas aceptada seria las afloraciones estaciónales de la cyanobacteria “ Trichodesium erythraeum” cerca de la superficie. El Mar rojo es famoso entre los buceadores por ser un magnifico lugar pera realizar inmersiones, comenzó a ser popular en los años 50 y Cousteau nos lo mostró en el salón de casa a través de una serie de magníficos documentales.

 

Una de las peculiaridades del Mar Rojo es la cantidad de especies que solo podemos encontrar en él, al tener solo un” desagüe” muchas especies evolucionaron de manera distinta a otras, de mares cercanos. Bucear en el Mar Rojo en todo un espectáculo, la cantidad de vida, peces de todos los tamaños, toda una explosión de colores y formas.

 

Hay varias maneras de viajar al Mar Rojo y visitar sus aguas. La más recomendable seria los cruceros con vida a bordo, con una duración de una semana (mínimo), en ellos aprovechamos mucho mas el tiempo y tenemos acceso a inmersiones que de otra manera no tendríamos.

 

Cuando eres novatillo/a y tienes pocas inmersiones, te preguntas un montón de cosas sobre eso de la “vida a bordo”. Por poner algunos ejemplos:

 

• ¿No serán demasiadas inmersiones para “my body” tres/cuatro diarias?

 

Te aseguro que no. Cuando estés allí, te parecerán pocas. Ten en cuenta además que normalmente no tienes que montar y desmontar el equipo totalmente cada vez, sino solo cambiar de botella y ponerte el traje. Y llegado un momento, hasta esto (que normalmente ya sabemos que es uno de los suplicios de buzos y buzas de todas las latitudes) te resultará menos complicado (yo creo que en la piel te salen escamillas tipo pez de tanto bucear). En cualquier caso, si se diera el improbable caso de que no quieras bajar a alguna de las inmersiones, no pasa nada, te quedas en el barquito plan relax y ya está (normalmente tus compañeros no te ponen un cinturón con 15 Kg. y te tiran al fondo, no te preocupes).

 

• ¿Se mueve mucho el barco? ¿Me marearé como en las salidas en Zodiac?

 

El movimiento del barco en un crucero no es comparable al de las embarcaciones en las que normalmente hacemos las inmersiones, ya que los primeros son mucho más estables. Al principio de embarcar, notarás más el movimiento, pero luego como que el ligero vaivén ya forma parte de ti y te acostumbras. Cuando desembarques después de una semana ,lo notarás un poco al principio, pero sinceramente ¿quién no ha hecho algunas eses después de una noche de juerga?... De todas formas, no olvides como medida preventiva llevar en tu botiquín nuestra querida Biodramina (solo por si las moscas).

 

• Me gustaría ir, pero no conozco a nadie ¿Qué hago?

 

Pues dejar de preocuparte. Los buzos y buzas suelen ser majetes y normalmente de los cruceros sales con compañeros/as, no sólo en esas inmersiones sino en muchas ocasiones para futuras salidas, porque la gente a veces quedan para bucear a la vuelta del viaje. Si además te apuntas a un viaje organizado por alguna escuela, te aseguras que va a haber un grupo de gente con un nexo común y te será más fácil. Y en el más que improbable caso de que no soportes a tus compañeros/as de crucero, es fácil si uno no quiere no relacionarse demasiado con ellos en el barco, y como debajo del agua no se puede hablar, ¡pues asunto resuelto y a disfrutar de los peces!

 

• Tengo pocas inmersiones, no sé si tengo suficiente nivel y no quiero ser una rémora para el resto del grupo.

 

En el buceo, siempre va a poder haber gente con más experiencia que tú (y después de un tiempecito, también con menos…). Las inmersiones que programen los DiveMasters del crucero, irán en función del nivel general del grupo, y éste se tendrá que adaptar más o menos a ese nivel general. Nadie hemos nacido sabiendo, y a bucear se aprende buceando, así que hay que ser solidarios con la gente que está empezando. Ya verás como casi sin darte cuenta, en poco tiempo pasas a ser de los que echan una mano a los novatillos. Por otro lado, la ventaja del Mar Rojo es que, a diferencia de otros destinos, permite establecer buceos con niveles de dificultad bajos, sin que ello disminuya la calidad de las inmersiones.

 

• ¿Y si...? ¿Y además...? ¿Y que pasa si...? ¿Y cuándo...? ¿Y cómo...?

 

¡Para, para!... Cualquier otra duda que se te plantee sobre la vida a bordo o sobre cualquier otra cosa relacionada con el buceo, sabes que tienes a tu disposición a los profesionales de Oceania para que te resuelvan todas tus inquietudes relacionadas con esta apasionante actividad.

 

¡Y ahora anímate y haz un crucero con vida a bordo, te aseguro que no te arrepentirás!

 

 

volver