iniciooceanews

| 1 | 2 | 3 | 4 |

 


 

 

 

 

 

Conchi García
AOWD

 

 

 

 

 

La primera vez que vi un pez luna fue en la Azohía hace algo más de un año haciendo el curso PADI Advanced Open Water. Realmente fue un verdadero regalo para los futuros avanzados. Recuerdo que estábamos en una plataforma de arena y nos pusimos en formación semicircular para observar y admirar ese magnífico ejemplar. Los 2 minutos que nos deleitó con su presencia se hicieron francamente cortos y son muchas las ocasiones que esas imágenes vienen a mi cabeza.

La semana pasada volvió a ocurrir. En esta ocasión fue en Águilas. Carla, nuestra divemaster, se giró para indicarnos que había "algo". Yo sólo veía una masa grisácea, así que empecé a aletear y según avanzaba, ésta se tornó en una silueta redonda y plana. Sííí, era un pez luna. Me acerqué hacia él para observarle mejor, pero se giró, vino hacia mí y en un alarde de enseñarme su belleza me tuve que quitar para que pudiera seguir su camino. Fue un momento muy intenso y emotivo.

Cuando llegué al centro de buceo cogí la tabla de peces y vi que su nombre en inglés es "Sunfish", su nombre científico "Mola Mola" y en español "Pez Luna". Me llamó la curiosidad, decidí saber más sobre este pez que tanto "mola", y esto es lo que me encontré:

El Mola Mola aparece hasta 3 veces en el "Libro Guinnes de Récords": uno por ser el pez óseo más grande y pesado, con ejemplares que alcanzan más de 3 m de longitud y superan las 2 toneladas; dos por tener las hembras hasta 300 millones de óvulos en sus ovarios lo que las convierte en el vertebrado con la mayor puesta de huevos; y tres por ser también el vertebrado campeón de crecimiento, que desde su eclosión como alevín, hasta la edad adulta, aumenta su peso ¡¡¡600 millones de veces!!!. Y a todo esto, curiosamente su alimento principal son las medusas, que ingiere en grandes cantidades por ser poco nutritivas (aprox. 100 gramos de medusa a la sal equivalen a 4 calorías).

Habitualmente se les puede ver en posición horizontal en superficie, tomando el sol (de ahí su nombre en inglés) y ocasionalmente te los cruzas buceando. El nombre científico viene del latín que quiere decir "piedra de molino", supuestamente por su forma redondeada. En alemán y en otros idiomas se les llama "pez cabeza"

Tengo ganas de volver a encontrar debajo del agua a este elegante y misterioso habitante del océano.

 

 

 

 

volver   subir