inicio oceanews

 


 

 

 

 

 

 

[ the love is under water ]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

            

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todo el año ahorrando y deseando irme de viaje y ya por fin me puedo empezar a plantear algunas preguntas: ¿adónde? ¿qué me llevo?, ¿con quién?...

¿ADÓNDE?

La elección del destino dependerá sobre todo del dinero que te quieras gastar y de la época del año en la que quieras irte. Este último es un dato a tener en cuenta por las condiciones que te puedas encontrar en el país de destino, ya que cada zona tiene unas épocas del año en las que el buceo es recomendable. Así que esto es lo primero que tendrás que preguntar en la Agencia o Club con el que vayas.


¿QUÉ ME LLEVO?

La ropa es decisión tuya, pero en lo que se refiere al equipo de buceo éstas son nuestras recomendaciones:

Si elegimos un destino de aguas cálidas (temperatura media por encima de 24º C) el grosor del traje podría ser de 3 mm. Es recomendable que sea largo, para evitar roces, pinchazos,...

Accesorios tales como guantes, escarpines y capucha también resultarán útiles para evitar picaduras de medusas, contactos indeseados con coral de fuego, etc.

Revisa tu regulador antes de irte de viaje. No es el momento más oportuno para que te falle. Si eres muy precavido, llévate otra primera etapa con su segunda correspondiente. Si no tienes regulador propio, asegúrate de que lo alquilas en un sitio de confianza.

En lo que se refiere al equipo ligero, coge tus aletas de carreras, lleva una máscara de repuesto y no te olvides de tu tubo, a ser posible con válvula.

El ordenador, elemento fundamental en el equipo de buceo, lo es aún más cuando viajamos, ya que en algunos lugares no te permiten bucear sin él.

Algunos fabricantes ofrecen para los viajes chalecos más ligeros, más flexibles y fáciles de meter en la maleta.

Veamos los accesorios y complementos: el cuchillo es importante, pero en muchos sitios no te dejarán bucear con él. Consulta este tema con el Divemaster. La linterna es fundamental para las nocturnas, que son unos de los grandes atractivos del buceo fuera de nuestras fronteras; no te olvides de ella, aunque también debes saber que el buceo nocturno no está permitido en algunos destinos. La boya de descompresión, muy útil en las inmersiones en corrientes, que suelen ser frecuentes; también se utilizará para señalizar nuestra posición, y será obligatoria en determinadas zonas.

Queremos incidir en el tema de los repuestos. Son algo a lo que no le damos importancia generalmente, y nos pueden sacar de más de un apuro. Llévate una boquilla para el regulador, tira de máscara y aletas, anclaje de aletas, bridas (para cualquier apaño), juntas tóricas (sobre todo si utilizas un regulador DIN), grasa de silicona (nunca se sabe)

La gran duda surge con el tema de la maleta: ¿rígida, blanda, de buceo…? Todas ellas tienen ventajas e inconvenientes. Nuestra recomendación es llevar una maleta normal, rígida tipo Samsonite. En ella cabe perfectamente el equipo (e incluso la ropa) y no delata nuestra intención de bucear, evitando posibles robos.


¿CON QUIÉN?

Por supuesto, con quién tú quieras (o puedas). Pero no olvides que vayas sólo o con alguien más, siempre es interesante que lo hagas a través de un Club, que te permitirá conocer antes a la gente con quién viajarás, y compartir con ell@s las inquietudes y dudas previas, la experiencia del propio viaje, y los posteriores recuerdos que seguro serán inolvidables.
 

¡BUEN VIAJE!

 

 

volver   subir